Saltar al contenido

Cómo congelar huevos

junio 27, 2020

Cómo congelar huevos

Congelar la comida es en muchas ocasiones la solución para no tener que acabar tirándola. En otras ocasiones congelamos comida siguiendo una previsión, para después ir descongelándola poco a poco y comérnosla sin tener que preocuparte demasiado por la fecha de caducidad o por el estado en el que pueda estar. La comida en la nevera tiene una vida determinada, pero en el congelador esa vida se puede alargar en gran medida. El problema llega cuando tenemos duda de que alimentos se pueden congelar o no.

Uno de esos alimentos son los huevos, que desde ya te decimos que se pueden congelar sin problema alguno. Eso sí, debes de hacerlo de una determinada forma, dependiendo de si son frescos o están cocidos. Si quieres saber cómo congelar huevos, sigue leyendo muy atento y prepárate para congelar algo que seguro ni imaginabas que podías hacer.

¿Podemos congelar los huevos?

Ya te hemos dicho que los huevos se pueden congelar sin problema alguno. Tal vez hayas comprado demasiados o te hayan regalado alguna docena de huevos caseros, y quieras recurrir a congelarlos antes de que se echen a perder. Lo único que debes de saber antes de lanzarte a congelar un huevo, es que se debe de hacer bajo una serie de condiciones.

  • Es mejor congelar los huevos frescos. Si quieres que tus huevos congelados tenga una textura y un sabor igual al de cualquier huevo es mejor congelarlos frescos y no cocidos.
  • No congeles huevos con cáscara. En el caso de que quieras congelar huevos, estos han de ser sin cascara sino quieres que estos acaben reventando en congelador. Al congelarse los huevos aumentarán su volumen y acabarán por romperse, teniendo que acabar tirándolos a la basura sin poder darles uso.
  • No congeles huevos duros. Nuestra recomendación es que no congeles huevos duros ya que las claras adquieren una textura que se parece muy mucho a la goma una vez que los descongeles. Esto hace que el consumo de estos huevos sea algo más que desagradable.

Cómo congelar huevos cocidos

Cómo congelar huevos cocidos

Congelar huevos cocidos, siempre sin su cascara, es posible, aunque no recomendable. Y es que la textura y el sabor cambiarán en gran medida una vez los congeles y los descongeles para comerlos, pero como último recurso es perfectamente viable. Si aun con todo vas a congelar huevos cocidos, por necesidad o por lo que quieras, deberás de conocer las tres formas de hacerlo que existen, y algún otro consejos que te vamos a dar.

Hay varias formas de congelar huevos cocidos, que te mostramos a continuación;

  • Congélalos como parte de un plato. Después de coger los huevos, pícalos lo más finos posibles y haz una ensaladilla, sin mayonesa. Al estar los huevos picados muy finos y junto con otros alimentos evitarás una pérdida de sabor al descongelarlos. Con suerte y si no eres de paladar fino no notarás diferencia alguna respecto a una ensaladilla recién hecha.
  • Congélalos separando la yema de la clara. Una vez has cocido los huevos, podemos separar la yema de clara y congelar ambas por separado. La yema, por norma general soporta mejor el congelado sin perder sabor y manteniendo su textura. La clara pierde sabor y su textura empeora, pero una vez la descongeles, si no te convence demasiado, podrás dejarla de lado y por lo menos habrás aprovechado las yemas.

Cómo congelar huevos frescos

Cómo congelar huevos frescos

Como casi cualquier alimento, los huevos también es mejor congelarlos frescos. Gracias a esto una vez que los descongeles podrás disfrutar de su sabor de forma plena, y además su textura será mucho mejor que si por ejemplo los congelas cocidos, eso sí, hay veces que no es posible congelarlos frescos y no otro remedio más que hacerlo habiéndolos cocido previamente.

Para congelar huevos frescos existen tres formas diferentes que te vamos a explicar a continuación con todo lujo de detalle;

Cómo congelar huevos enteros

Lo primero que debemos de saber para congelar huevos enteros, es que no pueden llevar cascara. Por ello debemos de abrir los huevos y echarles en un recipiente o envase donde cojan y además puedan aumentar su volumen al congelarse sin ningún problema. En la actualidad existen envases especiales para congelar huevos enteros que puedes encontrar en cualquier gran superficie comercial o tienda china.

Ahora mete el recipiente o envase en el congelarlo y espera unas cuantas horas hasta que estén totalmente congelados. Una vez congelados puedes sacarlos ya del recipiente donde los has congelado, por ejemplo en bolsas herméticas. Esto hará que no te ocupen tanto espacio en la nevera, pero además que no cojan otros olores y sabores. Si el recipiente que has comprado para congelarlos es especial, no necesitarás este último paso ya que quedarán, casi con total seguridad, perfectamente protegidos de otros olores y sabores.

Congelar yemas y claras por separado

La American Egg Board, que es una institución totalmente real a pesar de que a muchos os haya entrado la risa, recomienda congelar por separado las yemas y las claras de un huevo fresco, que es precisamente lo que vamos a explicar cómo llevarlo a cabo.

Esta forma de congelar los huevos frescos hace que los sabores y sobre todo las texturas se mantengan inalterables. Sabemos que separar las yemas de las claras no es una tarea sencilla, pero con paciencia y un poco de práctica es perfectamente posible.

Una vez separadas, las claras es sencillo congelarlas. Puedes hacerlo en una cubitera, o en una bolsa hermética de las que todos tenemos en casa para congelar cualquier tipo de alimento. Las claras en cambio es recomendable congelarlas batidas y añadiéndole sal o azúcar dependiendo de para que las vayas a usar en el momento en que las descongeles. También puedes congelarlas sin batirlas, pero no te lo recomendamos porque el resultado final, es decir, después de descongelar no es del todo óptimo e interesante.

Cómo congelar huevos enteros y batidos

La tercera y última forma de congelar huevos frescos es batiéndolos, mezclando la yema y la clara. Para congelarlos puedes usar un recipiente o una bolsa hermética.

No son pocos los cocineros que recurren a este método cuando quieren tener provisiones, aunque sean congeladas, para después hacer revueltos, tortillas o quichés.

Cuánto tiempo se puede congelar el huevo

Cuanto duran los huevos en el congelador

Una vez hemos descubierto que los huevos se pueden congelar y las formas de hacerlo, es importante conocer también durante cuando tiempo podemos tener congelado el huevo. Esto depende del estado en el que estén y que os contamos a continuación;

  • Huevos frescos crudos. En este caso puedes tener en el congelado estos huevos un máximo de 12 meses. Pasado ese tiempo, por mucho que los hayas tenido congelados, no deberías de consumirlos bajo ningún concepto, incluso aunque su apariencia sea buena.
  • Claras de huevos frescos separadas. También puedes tenerlas en el congelador durante un período de como máximo 12 meses.
  • Huevos cocidos incorporados en un plato. Cualquier plato que hayas elaborado con huevo, y que posteriormente hayas congelado, puedes tenerlo en el congelador un máximo de 2 a 3 meses. Pasado ese tiempo, y aunque su aspecto exterior sea bueno, no te recomendamos que lo consumas.

Un aspecto que debes tener en cuenta y muy presente es el de etiquetar con la fecha de congelado todos las cosas, sean huevos o no, que vayas a congelar. Con esto podrás saber exactamente el tiempo que lleva en el congelador, y si debes o no comértelo o usarlo para realizar otros platos.

¿Has aprendido cómo congelar huevos?, si es así comparte este artículo entre tus amigos y familiares para que todo el mundo aprender cosas nuevas. Además con estos sencillos trucos evitaremos que nadie tire comida, que tanto hace falta en todo el mundo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies