Saltar al contenido

Cómo fingir una gripe como un auténtico actor para no ir a trabajar o al colegio

octubre 25, 2020

Cómo fingir una gripe

Fingir una gripe es como aprender a montar en bici, solo hace falta practicar un poco y ya nunca se olvida. Ahora que llega el mal tiempo, se da además la época del año perfecta para fingir esta enfermedad y no ir a trabajar o al colegio. No seremos nosotros los que te digamos que está mal fingir una gripe para no ir a tu puesto de trabajo o a seguir formándote al colegio, pero si que te vamos  decir que evites en la medida de lo posible hacer estas cosas de forma muy repetida, o conseguirás que media oficina o colegio sospeche de tus enfermedades.

Una gripe aparece de forma repentina, sin avisar, y entre otros síntomas puede traernos dolor de cabeza, escalofríos, tos seca, dolor de garganta, dolores musculares, cansancio, fiebre y sobre todo un sensación de malestar muy grande. Una vez que ya conocemos los síntomas, ha llegado el momento de prepararnos y aprender cómo fingir una gripe como un auténtico experto de la interpretación.

Cómo fingir una gripe

Para fingir una gripe debes de seguir los siguientes pasos que te mostramos a continuación;

Apariencia descuidada

Fingir gripe

Si te paras a pensar cada vez que ves a una persona enferma, por lo general, le ves mala cara y una apariencia descuidada. Para fingir una gripe lo primero hay que hacer que parezca que tengamos gripe. Puedes dejarte crecer un poco la barba, despeinarte, llevar el peor pijama que tengas y sobre todo poner cara de persona enferma. Esto que puede parecer algo muy complicado, se consigue forzando una cara desencajada invadida por el dolor.

No te lo recomendamos, pero puedes hacerte daño, por ejemplo, en un dedo, para tener esa cara de sufrimiento que necesitas para convencer a cualquier persona de que tienes gripe.

Tener fiebre

Fingir fiebre siempre le da más credibilidad a cualquier gripe o enfermedad. Y es que tu jefe o tu profesora, e incluso tus padres no se atreverán a decirte nada si tienes fiebre. Ten cuidado no te pases con la fiebre que vayas a tener, ya que si se tiene mucha fiebre lo más normal es ir a ver al médico por si la enfermedad pudiera ser grave.

Tose con frecuencia

Ya hemos visto que la tos seca es uno de los síntomas más comunes de cualquier gripe por lo que debes de toser con frecuencia. Si ya has trazado un maquiavélico plan para quedarte en casa al día siguiente, puedes comenzar a toser en la oficina o en el colegio el día anterior. Con esto nadie se sorprenderá al día siguiente cuando no vayas, y todo el mundo dirá aquello de se veía venir, ya tosía mucho ayer.

Quéjate de lo cansado que estás

Gripe

Para fingir una gripe, y hacerlo con éxito, esta es otra de la cosas que debes de hacer de forma repetida. La gripe suele llevar acarreada un cansancio y una desgana importante, con lo que debes de quejarte hasta la saciedad de lo cansado que estás, de que no puedes con el alma, con la vida o con lo que tu veas que no puedas.

Eso sí, elige bien a quien se lo dices porque no tiene ningún sentido que le cuentes a la señora de la limpieza lo cansado que estés, y le tosas cada medio minuto porque a ella le va a dar bastante igual que vayas o no vayas el día siguiente a trabajar. Procura elegir a las personas que van a ver tus síntomas, y que suelen ser tu jefe o tu profesora, o bien tus padres que son los que pueden decidir en el último momento si vas o no vas a clase.

Finge tomar médicamentos

Para fingir una enfermedad, pero sobre todo para darle credibilidad es importante tomar algún medicamento, o al menos fingir que lo tomas. Hay muchos medicamentos milagrosos contra la gripe, así que si alguien te pregunta cuéntale que estás tomando este y aquel medicamento, que de momento no te han hecho nada, pero que esperas que en unos días comiencen a hacer su efecto.

Además y si quieres darle todavía mayor credibilidad a todo el asunto, di que los ha recetado el médico, aunque ten cuidado a quien se lo comentas. Recuerda que los médicos dan receta, justificantes de visita y demás, con lo que tu gripe fingida se puede desmoronar por ahí rápidamente.

Decora el escenario

Para fingir estar enfermo lo más importante es parecerlo, y una vez que hemos visto como debes de fingir tu la enfermedad, es importante que decores el escenario. Si has decidido que el sofá o la cama van a ser tu teatro, debes de dejar pañuelos por todos lados, una caja de medicinas, el termómetro de mercurio y todo lo que pueda necesitar y generar un enfermo.

Fingir una gripe no es algo que debas de hacer, pero allá cada uno con su conciencia. Nosotros ya te hemos contado algunos consejos para que puedas fingir tener gripe y ahora eres tu el que debes de decidir si debes hacerlo o no.

Ten en cuenta por último, que tal vez todos estos consejos que acabamos de repasar no te sirvan de nada ya que vives solo y no tienes que convencer a nadie de que estas enfermo. En ese caso es importante que traslades todo esto a tu trabajo, ya que no solo hay que estar enfermo sino parecerlo para evitar posibles problemas.

¿Preparado para fingir una gripe con nuestros consejos?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies