Saltar al contenido

Cómo hacer crema de leche casera con estos sencillos pasos

marzo 2, 2021
Cómo hacer crema de leche casera

La crema de leche o también conocida como nata líquida, que es el nombre por el que la conoce la mayoría de la gente, no es más que un líquido espeso, que se suele utilizar como complemento o parte de otras recetas. Su elaboración es realmente sencilla, y aunque la crema de leche se puede comprar en cualquier supermercado ya elaborada, siempre es mejor elaborarla uno mismo ya que el resultado da un mejor sabor a cualquier plato, dulce o ensalada.

Si quieres aprender a hacer nata líquida o crema de leche casera, pongámonos manos a la obra y para ello, lo primero que debes de hacer es leer este artículo hasta el final.

Cómo hacer crema de leche casera

A continuación os mostramos todo lo que vas a necesitar para realizar crema de leche casera, así como todos los pasos que debes de seguir para conseguir un resultado final con el que te chuparás los dedos.

Ingredientes necesarios

  • Leche entera, aproximadamente 200 gramos
  • Mantequilla sin sal, aproximadamente 200 gramos

Pasos a seguir

  1. Vierte los ingredientes en un cazo lo suficientemente grande para que entren sin problema y puedas revolverlos sin dificultad. Recuerda que la leche debe de ser entera, que tiene un mayor porcentaje de grasa, lo que hará que nuestra crema de leche tenga una mejor textura y un sabor ideal.
  2. A fuego medio, remueve los ingredientes con unas varillas, una espátula o el instrumento que tengas para revolver hasta que la mantequilla se derrita por completo, y entonces retíralo del fuego. Ten cuidado que la mezcla no llegue a hervir.
  3. Durante al menos 15 minutos deja reposar la mezcla de leche y mantequilla. La mezcla que has fabricado debería de tener una textura cremosa, algo que se debe principalmente a la mantequilla, pero también a la leche entera. Si no consigues esa cremosidad, tu crema de leche casera tendrá buen sabor, pero tal vez no sea perfecta.
  4. Para conseguir una mezcla lo más homogénea posible, vamos a pasarlo por la batidora o el robot de cocina. Para conseguir el punto ideal, deberás de batirlo durante aproximadamente 2 minutos.
  5. Una vez hemos batido la mezcla, viértela en un recipiente y déjala reposar en la nevera entre 4 y 6 horas.
  6. Muchos cocineros de los más prestigiosas recomiendan remover la mezcla cada cierto tiempo, con el fin de evitar que la mantequilla se desprenda de la leche. Por suerte esto no es necesario del todo, ya que por ejemplo en nuestro caso, hemos dejado la crema de leche toda la noche en la nevera y no hemos notado que se haya separado la mantequilla de la leche.
  7. El último paso es, por supuesto, el de comernos nuestra preparación. Puedes usar la nata líquida casera en cualquier postre, ensalada o en cualquier plato al que la quieras añadir.

Cómo hacer crema de leche casera con azúcar

Cómo hacer crema de leche casera

La crema de leche se puede hacer sin azúcar, para platos salados como ensaladas o cualquier que se te pueda ocurrir, o con azúcar para postres o recetas a las que les quieras dar un toque dulce. A continuación te mostramos los ingredientes y los pasos que debes de seguir para hacer nata líquida casera con azúcar.

Ingredientes necesarios

  • Leche entera, aproximadamente 300 gramos
  • Mantequilla, aproximadamente 250 gramos
  • Azúcar, 2 cucharadas a no ser que quieres que la mezcla esté muy dulce, en cuyo caso puedes echar más azúcar

Pasos a seguir

  1. Corta la mantequilla en trozos más pequeños.
  2. Ahora echa esos trozos de mantequilla, junto con la leche en una olla.
  3. A fuego lento, evitando en todo momento que la leche llegue a hervir, deja que la mantequilla se vaya deshaciendo poco a poco.
  4. Usa la batidora para batir la mezcla y dejar la mezcla lo más homogénea posible. Puedes usar un robot de cocina o cualquier dispositivo que tengas para batir.
  5. Debes de conseguir que la mezcla tenga una textura espumosa. Una vez lo consigas ponla en otro recipiente, tápala y déjala reposar toda la noche en la nevera.
  6. A la mañana siguiente deberás de añadir el azúcar. Ten en cuenta que en la parte inferior de la mezcla debería de ser líquido y en la parte superior tener una capa más densa. Bate muy bien toda la mezcla para conseguir que sea una crema de leche casera homogénea y que tanto la leche como la mantequilla y el azúcar sean uno único.
  7. Si has seguido todos los pasos de forma adecuada deberías de tener una crema de leche muy consistente y lista para usar en cualquier postre o receta.

3 trucos que debes saber sobre la crema de leche casera

Como sabemos que encantan los trucos, para acabar siendo el mejor chef de cocina de todos los tiempos (al menos de tu casa), aquí te dejamos unos pequeños trucos para conseguir la crema de leche casera perfecta;

  • Utiliza una mantequilla más ligera para que te quede una crema de leche menos fuerte y pesada. Eso sí, vigila que la mantequilla que elijas tenga al menos un 10% de materia grasa, ya que de lo contrario el resultado final no será nada satisfactorio.
  • Prepara la nata líquida sin azúcar ya que de esta forma la podrás usar indistintamente en recetas dulces o saladas. Si preparas crema de leche con azúcar solo la podrás usar en postres, salvo que quieras darle un toque dulce a una comida salada, algo realmente poco habitual.
  • Para hacer una crema chantilly con la crema de leche casera que has fabricado, solo hace falta que eches la crema en un recipiente, le añadas azúcar al gusto y la batas ayudándote de unas varillas eléctricas o manuales. Una vez se monte la mezcla ya tendrás lista para disfrutar tu crema chantilly casera.

¿Preparado para cocinar tu propia crema de leche casera?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies