Saltar al contenido

Cómo fingir estar dormido para que nadie te moleste

noviembre 9, 2020

Cómo fingir estar dormido

Fingir estar dormido es una de las mejores fórmulas que vas a encontrar para evitar a un compañero de habitación, a tus padres o a cualquier familiar. En ocasiones es necesario hacerse el dormido, para poder librarse de una charla que no queremos tener o por ejemplo de una bronca por haber hecho algo que nunca deberías de haber hecho.

En unos sencillos pasos que te vamos a contar de primera mano, vas a aprender a hacerte el dormido en cualquier situación o lugar. Sigue leyendo, y eso sí, ten cuidado de no practicar mientras nos lees o acabarás nuestro artículo fingiendo estar dormido.

5 pasos para fingir estar dormido

A continuación te mostramos los pasos que debes de seguir, con mucho cuidado, para fingir estar dormido y evitar cualquier cosa por la que no quieras pasar;

Adopta una posición natural

Para fingir estar dormido deberás de echarte en la cama, recostarte en el sofá o colocarte en el sitio donde habitualmente te duermes. Debes de adoptar una posición natural, que no parezca demasiado forzada y que sea la que habitualmente usas para dormir. Si por ejemplo duermes boca abajo, colócate en esta posición y nadie sospechará que realmente no estás dormido cuando te vea,

Es importante que no sujetes ningún objeto en tus manos como el móvil o el mando de la tele, ya que al dormir la tendencia natural es soltar todo lo que tenemos en nuestras manos.

Cierra los ojos suavemente

Ojos al dormir

Cuando dormimos, nuestros ojos y en general nuestro rostro está relajado. Esto quiere decir que pagar fingir que dormimos debemos de cerrar los ojos suavemente, y con ello ofreceremos una expresión de relajo, de estar dormidos.

A continuación te ofrecemos un par de consejos para que tu cara muestre la expresión correcta y nadie pueda creer que en verdad estás despierto;

  • Mira hacia el suelo con los ojos cerrados para evitar que los párpados se agiten.
  • Cuando dormimos los ojos no suelen estar totalmente cerrados. Intenta dejar los parpados con una pequeña abertura, aunque sin moverlos. Esto es realmente complicado de conseguir, y solo con mucha práctica serás capaz de lograrlo. Si al intentar ver que tus parpados tiemblan, descarta este consejo.

No te muevas demasiado

Cuando duermes, a pesar de lo que puedas llegar a creer, te mueves muy poco. Es por eso, que si vas a fingir que estas dormido te muevas lo menos posible. Alguien que te quede frente a ti mirándote durante un largo período de tiempo no esperará que te muevas, aunque para dormir cada persona es un mundo, y hay algunos casos en los que no hacen más que moverse mientras duermen. Si eres de esos, adapta el guion de tu escena y muévete de vez en cuando.

Relaja tu respiración

Cómo fingir que estás durmiendo

Cuando dormimos solemos respirar de forma rítmica, por lo que es necesario que para fingir que dormimos respiremos de igual forma. Para ello puedes respirar de forma lenta, regular y profunda, algo que hará creer a cualquier que estas totalmente dormido.

Nuestro cuerpo, cuando dormimos, se ralentiza haciendo que la respiración se vuelva más lenta. Por todo esto necesario que para parecer que dormimos, adaptemos no solo nuestro cuerpo, sino también nuestra respiración.

Reacciona al contacto y al ruido

Incluso cuando dormimos profundamente somos capaces de reaccionar a diferentes cosas que puedan suceder a nuestro alrededor. Por eso, incluso cuando fingimos dormir es importante reaccionar al contacto o a un ruido fuerte. En el caso de que alguien te toque o escuches un ruido fuerte, puedes reaccionar con una respiración corta y repentina, sacudiendo ligeramente el cuerpo.

Seguro que en alguna ocasión has tocado a alguien que estaba durmiendo y se ha movido de forma repentina, para después relajarse y seguir durmiendo. Copiar ese movimiento de reacción es lo que buscamos.

Como ayuda podemos decirte que cuanto más creíble resultes mejor, así que no hagas movimientos demasiado bruscos. Con una pequeña reacción, para dar paso a un giro del cuerpo para tomar una nueva postura, y seguir durmiendo, será más que suficiente. En el caso de que no te veas capaz de hacer un movimiento o reacción con cierta credibilidad, quédate inmóvil y sin reaccionar a cualquier estímulo.

Hacerse el dormido no es algo demasiado complicado, pero para hacerlo bien y de forma creíble es necesario cuidar todos los detalles. Si no quieres hacer el tonto y que nadie se crear que estás dormido, ensaya antes de salir al escenario, ya que de lo contrario lo más probable es que quien se acerque a verte como finges dormir, acabe riéndose de ti y acabe por molestarte.

¿Has conseguido fingir que duermes como un auténtico actor de cine?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies