Saltar al contenido

Cómo tratar la vaginosis bacteriana con éxito

marzo 15, 2021
Vaginosis bacteriana

La vaginosis bacteriana es una patología endógena, mal llamada por muchos como infección vaginal. Es muy común y se debe principalmente a la una alteración del equilibro de los microorganismos de la vagina, que son los encargados de lucha contra la vaginosis.

Si crees que puedes estar sufriendo una vaginosis bacteriana, lo primero no te preocupes ya que no es demasiado grave. Lo segundo es que sigas leyendo este artículo para que sepas como detectarla a través de sus síntomas y además aprendas cómo tratar la vaginosis bacteriana de una forma eficaz.

¿Qué es la vaginosis bacteriana?

Sin ponernos demasiado técnicos debes de saber que la vaginosis bacteriana es un tipo, de los muchos que existen, de inflamación vaginal, que está causada por un crecimiento excesivo de las bacterias que se encuentran de forma habitual en la vagina, lo que hace que se altere el equilibro que existen de forma habitual. A diferencia de lo que puedes leer en otros muchos sitios de internet, no se trata de una infección.

La vaginosis bacteriana puede afectar a cualquier mujer, aunque las que se encuentran en sus años reproductivos son más propensas a sufrirlas. A día de hoy no existe una explicación científica que explique por qué se puede sufrir la vaginosis, pero sí que existen ciertos indicios de que algunas causas pueden ser el mantener relaciones sexuales sin protección o las duchas vaginales tomadas de forma demasiado habitual.

Para que se produzca esta inflamación de la vagina deben de disminuir el número de lactobacilos, que son las bacterias que se encuentran en mayor número en la flora vaginal. Los lactobitos vaginales son los encargados de producir, entre otras sustancias, el ácido láctico que es un importante defensa para evitar inflamaciones e infecciones en la vagina.

Principales síntomas de la vaginosis bacteriana

Vaginosis bacteriana

Los síntomas más frecuentes de la vaginosis bacteriana son dos, los cuales os mostramos a continuación;

  • Mal olor vaginal, que por lo general puede recordar a un olor a pescado
  • Flujo vaginal abundante que tiene un aspecto grisáceo o amarillento
  • Ardor al orinar

En cuanto al olor, puede no ser perceptible en cualquier momento. Suele aparecer el mal olor vaginal tras mantener relaciones sexuales, y como combinación del semen. Este tiene un Ph básico y que al juntarse con el flujo vaginal hace que se desprenda un mal olor.

Los síntomas como ya has visto no suelen ser demasiados, así que es complicado detectar que tenemos una vaginosis bacteriana, con lo que ante cualquier inflamación es mejor que recurras a un especialista que te diagnostique de forma correcta.

Cómo tratar la vaginosis bacteriana con remedios caseros

A continuación os mostramos una serie de remedios caseros con los que podrás tratar y curar de forma total la vaginosis bacteriana;

Ropa íntima de algodón

La primera recomendación que debemos de hacerte es que uses ropa íntima de algodón. Este transpira mucho mejor que cualquier otro tejido y hace que tanto tu piel como tus partes íntimas se encuentren más cómodas y ventiladas.

Intenta evitar otro tipo de tejidos para tu ropa íntima ya que son propensos a atrapar la humedad y con ello favorecer la aparición y el crecimiento de las bacterias.

Yogur natural

El yogur natural es uno de los mejores remedios caseros contra la vaginosis bacteriana ya que ayuda a restablecer la flora vaginal. Además mejora la reacción contra los agentes patógenos y ayuda a fortalecer el sistema inmunitario.

Previa consulta con tu médico, también puedes aplicar un poco de yogur natural en el exterior de tu vagina, algo que tendrá grandes beneficios tanto para ti como para tu vagina.

Higiene íntima

La higiene en nuestras partes íntimas es fundamental en cualquier situación, pero más aún si sufrimos una vaginosis bacteriana. Lávate a diario y con los productos oportunos tus zonas íntimas y presta mucha atención a las bacterias que pueden pasar desde la zona anal. Además si usas juguetes eróticos trata de lavarlos poniendo mucha atención y desinféctalos con algunos de los desinfectantes creados para ello que se venden en el mercado.

Ajo

Más de un estudio científico ha concluido que el ajo es aun antibacteriano natural. Es por ello que si sufres un vaginosis bacteriana debes de incluirlo en tu dieta, o incluso compra un suplemento de ajo.

El ajo te ayudará también a prevenir la VB, aunque recuerda que nunca debes de introducirlo en tu vagina o pasarlo por encima de ella.

Probióticos

Además del yogur natural que es uno de los probióticos más conocidos, existen otros muchos que son totalmente naturales y que pueden ayudarnos en gran medida para prevenir o luchar contra la vaginosis bacteriana.

Lavarse las manos

Puede parecer algo sin importancia, pero es fundamental que te laves las manos cada vez que vayas a tocarte tus partes íntimas. En las manos se acumulan una enorme cantidad de bacterias, que debes de eliminar lavándote las manos con frecuencia, y sobre todo haciéndolo de la forma correcta. Recuerda que no sirve con que te aclares con agua las manos, sino que debes de enjabonártelas para que no queden en ellas ninguna bacteria perjudicial para tu vagina u otras partes de tu cuerpo.

La vaginosis bacteriana se puede tratar también con una serie de medicamentos, pero como es lógico, debe de recetártelos un especialista y no nosotros. Si has probado ya los remedios caseros que te hemos mostrado y no has notado ninguna mejoría, nuestra recomendación es que acudas a un experto y el te ayudará a superar la inflamación vaginal que sufres.

¿Has sufrido en alguna ocasiones una vaginosis bacteriana?, si es así puedes contarnos con que conseguiste superarla.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies