Saltar al contenido

Cómo secar la ropa en invierno y conseguir que no huela a cerrado

diciembre 3, 2020
Cómo secar la ropa en invierno

Secar la ropa en invierno es un auténtico quebradero de cabeza para muchas personas, pero sobre todo para aquellas que viven en zonas donde la lluvia hace acto de presencia de forma regular. En no pocas casas la ropa sucia se acumula en enormes montañas, a la espera de unos rayos de sol que permitan poner la lavadora, con la seguridad de que podremos tener la ropa al aire libre y que está se seque.

Por suerte existen una gran cantidad de métodos, bastante eficientes, que nos permiten secar la ropa en invierno, dentro de casa y sin que esta acaben oliendo a cerrado. Si todavía no conoces estos métodos, no te preocupes, porque a lo largo de este artículo te vamos a contar cómo secar la ropa en invierno, dentro de casa y con resultados sorprendentes.

7 trucos para secar la ropa en invierno

A continuación os mostramos una serie de sencillos trucos con los que conseguirás secar la ropa en invierne sin demasiada dificultad;

Tiende la ropa

Ropa tendida en casa

Esta es una de las opciones más usadas por la mayoría de personas. Consisten en tender la ropa recién lavada, en un tendedero de interiores, que puedes comprar en cualquier ferretería o bien a través de Amazon. Procura ubicar el tendedero en una zona ventilada o que puedas dejar abiertas las ventanas durante muchas horas, incluso cuando llueva. Normalmente la ropa tardará en secarse entre 1 y 2 días.

RebajasBestseller No. 1
Rayen | Tendedero con alas | Superficie de tendido de 19 m | Sistema de bloqueo de alas | Tendedero plegable y antideslizante | Para interior y exterior | 54,5 x 177 x 107,5 cm
  • Tendedero con alas para un secado al aire eficaz tanto en interior como en exterior.
  • Fabricado en acero con revestimiento de pintura gris metalizada.
  • Ligero, se desplaza fácilmente.
RebajasBestseller No. 2
Gimi - Tendedero Jolly Super, x-legs, Acero, Color Gris
  • Espacio detendido de 18 metros
  • Ruedas para facilitar los desplazamientos
  • Articulación soldada al tubo para mayor estabilidad y resistencia
Bestseller No. 3
Gimi Airy Tendedero de radiador de Acero y Resina, 3 m de Longitud de tendido, blanco, metal, interior
  • El tendedero de Gimi Airy es un tendedero de radiador para prendas de ropa pequeñas de acero con brazos regulables de...
  • El tendedero tiene soldadura controlada en las varillas para proporcionar una mayor resistencia en las juntas. Gracias a...
  • Los brazos están diseñados para ser plegados y regulados según convenga y se puede adaptar perfectamente a los...

Enrolla la ropa en una toalla seca

Este truco puede ser interesante para secar una prenda de vestir que puedas necesitar, pero que debes de descartar ya mismo si tienes mucha ropa que secar. Con una tolla de ducha seca, que sea lo más grande posible, debes de utilizarla para enrollar la prenda recién lavada. Frota la toalla seca por toda la prenda húmeda y procura quitarle toda la humedad que puedas.

Una vez has secado lo más posible la prenda lavada, cuélgala cerca de un radiador una ventana y espera a que termine de secarse. Puedes además eliminar parte de la humedad restante usando un secador si lo que necesitas es que la prende quede totalmente seca en muy poco tiempo.

Colgar la ropa en el baño

Si tienes un baño grande puedes utilizarlo para colgar la ropa, usando por ejemplo la mampara, el toallero o cualquier sitio de donde crear que puedes tender la ropa y que esta se seque, eso sí, sin estropear nada.

Además existente cada vez más inventos para poder secar ropa en el baño, como son unos tendales especiales que se cuelgan de la ducha, y que por ejemplo los puedes adquirir en Ikea a muy buen precio. Sino quieres gastarte ni un solo euro, también puedes recurrir a un método tradicional como es colocar una cuerda en la ducha o bañera y tender ahí la ropa.

Usa un lavado más eficaz

En muchas ocasiones no utilizamos la lavadora como deberíamos, y sobre todo no exploramos los muchos programas que nos ofrece. Si notas que tu ropa sale demasiado mojada, tal vez deberías plantearte usar un lavado más eficaz para que luego te cueste menos secarla. Usa lavados cortos, con centrifugados rápidos y con ello conseguirás que tu ropa salga de la lavadora más seca, y además conseguirás un importante ahorro de agua y energía.

Recurre a un ventilador

Tal vez no sea la mejor idea para mantener tu casa caliente en invierno, pero un ventilador puede ayudarte en gran medida a secar la ropa en invierno o cuando en la calle no deja de llover. Y es que estos aparatos aceleran el proceso de secado de la ropa, pero además eliminan el exceso de humedad que puedan tener de una forma rápida. Ten mucho cuidado a la distancia que pones el ventilador, ya que si las aspas de este tocan la ropa puedes llegar a tener un problema.

Los radiadores convertidos en tendederos

Tender ropa en los radiadores

Usar los radiadores de casa como tendederos improvisados es todo un clásico de cualquier invierno. Y es que no creo que no quede nadie que no haya puesto toda la ropa posible encima de una radiador para conseguir que esta se seque de forma más rápida. Esto sin duda alguna es un peligro, ya que la ropa, aunque no lo creas puede salir ardiendo, pero es algo a lo que todos nos arriesgamos para tratar de dar salida a toda esa ropa que se nos acumula.

Si vas a usar un radiador o estufa para secar tu ropa, ten en cuenta no ponerlo demasiado cerca de la ropa, y si la vas a poner, por ejemplo, encima del radiador no la pongas durante demasiado tiempo o sin vigilancia ya que en descuido puede acabar estropeada o incluso arder con lo que ello conlleva.

Usa el secador del pelo

Si necesitas secar una sola prenda, por ejemplo una camiseta que quieres ponerte si o si, puedes recurrir al secador del pelo. Procura no acercar demasiado la ropa y además no usar la temperatura más caliente del secador ya que puede acabar dañando la ropa, aunque solo lo uses durante unos pocos minutos. Evidentemente este truco no sirve para secar toda la una colada, pero si para de vez en cuando poder secar alguna prenda y ponértela al momento.

Estos son solo algunos de los métodos más populares con los que secar la ropa en invierno, pero a buen seguro que existen otros como puede ser recurrir a una secadora, aunque esta además de gastar una enorme cantidad de luz, terminar por estropear nuestra ropa.

¿Qué trucos utilizas tu para secar la ropa en invierno?, cuéntanoslo en el espacio reservado para los comentarios de esta entrada o bien a través de alguna de las redes sociales en las que estamos presentes.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies