Saltar al contenido

Cómo funciona un amperímetro y para qué sirve

diciembre 19, 2020
Cómo funciona y para que sirve un amperímetro

Un amperímetro es un instrumento que se utiliza para detectar pequeñas cantidades de corriente, siendo el encargado de medir los amperios que tiene la corriente eléctrica. A pesar de que es de sobra conocida por casi todo el mundo, sobre todo a nivel externo, hoy te vamos a explicar con detalle cómo funciona un amperímetro y para qué sirve, además de una gran cantidad de información más.

¿Qué es un amperímetro?

Como ya comentábamos un amperímetro es un instrumento de medición, compuesto por un galvanómetro y una serie de resistencias en paralelo llamadas shunt, que se usa para mediar los amperios que tiene la corriente eléctrica a su paso por un circuito.

Conectando un amperímetro a ese circuito por donde circula la corriente eléctrica podremos saber la intensidad de la corriente o lo que es lo mismo los amperios. La medición del amperímetro se indica como Amperes (A).

En la actualidad existen varios tipos de amperímetros, aunque por lo general se pueden dividir en tres clases; los analógicos, los digitales y las pinzas amperométricas. De todos ellos hablaremos un poco más adelante en este mismo artículo.

[amazon bestseller=”amperimetro” items=”3″]

Cómo funciona un amperímetro

La clave de cualquier amperímetro es un galvanómetro, cuya base fundamental es el magnetismo. Construido con una aguja indicadora, un resorte, una bobina y 2 imanes permanentes. La aguja, que es la parte más visible de cualquier amperímetro se une mediante un resorte en forma de espiral al eje de una bobina rectangular. Esta se encuentra suspenda gracias al campo magnético que forman los dos imanes permanentes.

Al pasar una corriente por la bobina del amperímetro, se genera un campo magnético que hace que la aguja termine por moverse y realizarnos las indicaciones oportunas.

Los amperímetros tienen varias escalas de medición, por lo que es necesario que entre en juego la serie de resistencias shunt. Cada una de ellas representará una escala de medida diferente. Estas resistencias se colocan en los amperímetros en paralelo a la bobina para que la corriente eléctrica, en su mayor parte al menos, pasa por ellas, dejando una pequeña parte para la bobina. Esta corriente mínima es suficiente para que sea proporcional a la intensidad total.

Cómo se utiliza un amperímetro

En el mercado actualmente se venden una enorme cantidad de amperímetros, pero solo existen dos formas posibles de medir la corriente.

Amperímetro de gancho

Amperímetro de gancho

Realizar una medición con un amperímetro de gancho es realmente sencillo, y es que solo deberemos de poner el cable dentro de las pinzas, mostrándonos la corriente medida en su pantalla.

Amperímetro convencional

Amperímetro convencional

Si no tenemos demasiada experiencia a la hora de hacer mediciones con un amperímetro, realizarla de esta forma va a ser cuanto menos complicado. Y es que vamos a necesitar abrir el circuito eléctrico y concertarlo de manera que quede en serie el amperímetro con el circuito eléctrico. Si no sabes hacerlo, no hagas experimentos por tu cuenta y recurre a un amperímetro de gancho.

Tipos de amperímetros

A continuación os mostramos los tipos de amperímetros que existen, y que en su gran mayoría se clasifican por su construcción, ya sea esta mecánica, térmica, digital o analógica entre otras.

Amperímetros Analógicos

Amperímetro analógico

Los amperímetros analógicos fueron los primeros en aparecer en escena, con un funcionamiento realmente sencillo. Una aguja indicadora es la encarga de mostrarnos el valor correspondiente.

Dentro de esta categoría podemos encontrar los amperímetros térmicos y los amperímetros electromecánicos.

Térmicos

Este tipo de amperímetros basan su funcionamiento en la dilatación de un conductor. Basándonos en la ley de Joule que dice que la dilatación es proporciona al calor, y que el calor es proporcional al cuadro de la corriente, podemos realizar cualquier medición de corriente, ya sea alterna o directa.

Para adentrarnos un poco más en su funcionamiento, podemos deciros que la corriente pasa a través de una resistencia, que se va calentando a medida que va pasando la corriente. Esta corriente pasa también por un par termoeléctrico, el cual está conectado a un galvanómetro que es el encargado de realizar la medición.

Electromecánicos

Los amperímetros electromecánicos se basan en una bobina con imanes, y existen una enorme cantidad de variedad dentro de esta clase;

  • Amperímetros electromecánicos de bobina móvil
  • Amperímetros electromecánicos de imán móvil
  • Amperímetros electromecánicos ferromagnético o hierro móvil
  • Amperímetros electromecánicos electrodinámicos

Amperímetros digitales

Amperímetro digital

La tecnología ha avanzado mucho en los últimos años y eso ha permitido que la mayoría de amperímetros utilizados sean digitales. Esto evita errores de lectura y nos ofrecen una medición de gran precisión.

Pinza amperométrica

A pesar de que los amperímetros digitales son mayoría, no son pocos los que se decantan para hacer mediciones por la pinza amperométrica. Y es que gracias a este dispositivo no es necesario abrir el circuito, lo cual supone una gran ventaja, y basta solo con poner el cable dentro de las pinzas para realizar la medición.

Su funcionamiento se basa en el campo magnético que los cables generan cuando la corriente pasa sobre estos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies