Saltar al contenido

Yoga aéreo; qué es y cómo practicarlo sin riesgo

febrero 19, 2021
Yoga aéreo

El yoga aéreo que muchos conocen también con el nombre de aeroyoga o incluso como yoga en suspensión, es una actividad física que cada vez está ganando un mayor número de adeptos en todo el mundo. Derivado del yoga ofrece una forma diferente de realizar esta actividad física, que suele ser muy llamativa por su forma de realización, que después repasaremos y por los grandes beneficios que puedo aportarnos a nuestro cuerpo.

Habitualmente el yoga aéreo se realiza en centros especializados de yoga, aunque también puedes practicarlo en tu propia casa. Eso sí para esto último te recomendamos que leas este artículo completo, donde vamos a contarte todo lo que necesitas saber sobre el aeroyoga, y que además no te olvides de cumplir con todos los requisitos y precauciones necesarias para la realización de esta actividad.

¿Qué es el yoga aéreo?

Explicar que es el yoga aéreo o aeroyoga es algo bastante complicado si no has visto una fotografía o un vídeo de esta actividad física. En nuestro caso, como ya has visto la fotografía que encabeza este artículo, todo se vuelve más sencillo. Y es que podemos decirte que estamos ante una modalidad o variante del yoga bastante reciente en la que se incluyen posturas del yoga tradicional, pero que se realizan suspendidas en el aire.

Para realizar las diferentes posturas que forman parte del yoga aéreo se necesita un columpio que se fabrica a partir de una tela. Puedes adquirirlo en tiendas especializadas de deporte o incluso en Amazon por un precio realmente económico. Lo más complicado del columpio de aeroyoga puede ser el fijarlo al techo o a cualquier otro lugar de una forma segura. Recuerda que vas a colgarte de él, en posiciones poco naturales y si el enganche cede puedes hacerte bastante daño al caer al suelo.

RebajasBestseller No. 1
Tumax Columpio de Yoga Aéreo, Aerial - Hamaca de Yoga Carga de 225 kg, Juego de Hamaca de Yoga con Accesorios, Yoga Swing Set Rosado&Gris, Yoga aéreo Hamaca Swing Yoga Trapecio Plano para Pilates
  • 【Accesorios completos】 Tumax Hamaca Yoga Antigravedad contiene 2 correas de extensión, 2 soportes de montaje en el...
  • 【Tela de paracaídas】 Aerial - Hamaca para Yoga está hecho de tela de paracaídas de alta calidad (210T). Suave,...
  • 【Beneficios del yoga aéreo】 Alivia el dolor o la tensión en el cuello, la espalda y la columna, fortalece la parte...
Bestseller No. 2
MelkTemn Yoga Aéreo Hamaca de Yoga/Yoga Aéreo/Yoga Trapecio,Tafetán de Nailon Antigravedad Swing Sling Inversión para Colgarse y Aliviar el Dolor de Espalda, para Gimnasio, hogar
  • ★Tamaño: 250 x 150 cm. Carga máxima: 400 kg
  • ★Columpio para yoga: Hecho de tela de paracaídas de alta calidad. Gracias a sus cómodas asas acolchadas hechas de...
  • ★Fácil de usar: Esta hamaca de yoga de doble punto es fácil de poner y quitar, fácil de limpiar, super cómodo y...
Bestseller No. 3
NiceDD Columpio aéreo de yoga – Ultra fuerte antigravedad Yoga Hammock/Sling/Herramienta de inversión para ejercicios de inversión de yoga de aire (rosa)
  • Material: hecho de tela de paracaídas de alta resistencia. Tamaño: 250 x 150 cm
  • El paquete incluye: 1 paño largo para yoga, 6 asas de espuma, 4 mosquetones, 1 bolsa de almacenamiento
  • Material: tafetán de nailon 210T, tela de paracaídas. Peso: alrededor de 1,1 kg. Capacidad de carga: 440 libras.

Esta variante del yoga es muy física ya que vamos a trabajar suspendidos en el aire con lo que eso supone. Además al igual que el yoga tradicional el yoga aéreo nos permite, además de un trabajo físico, un trabajo mental y espiritual que repercutirá de una forma muy positiva en nuestro cuerpo, mente y espíritu.

Beneficios del yoga aéreo

Aeroyoga

A continuación os mostramos algunos de los muchos beneficios que nos aporta el yoga aéreo;

Tonifica la musculatura de nuestro cuerpo

Si alguna vez has practicado yoga te habrás dado cuenta del gran esfuerzo físico que se realiza, ya que lejos de lo que puede parecer realizar algunas de las posturas resulta realmente completo y necesita de un enorme esfuerzo físico. Si a esto le sumamos que debemos de realizar las posturas en el aire, el nivel de esfuerzo físico se incrementa considerablemente. Esto hace que nuestros músculos y en general nuestro cuerpo se tonifique rápidamente.

Si comienzas a practicar yoga en suspensión rápidamente comenzarás a notar que tus brazos, ya que sujetarán gran parte del tiempo el peso de tu cuerpo en el aire y la zona central de tu cuerpo comienzan a endurecerse y tonificarse.

Mejora la flexibilidad muscular y articular

A diferencia del yoga tradicional, a la hora de realizar las asanas en una sesión de yoga aéreo no vamos a tener un suelo o una pared que nos limite el movimiento. Esto hace que la amplitud de movimientos va a ser mayor y que por tanto podamos mejorar la flexibilidad muscular y articular hasta donde nosotros queramos.

Eso sí, debes de tener en cuenta que debes de ir poco a poco y no intentar sobrepasar tus límites en tu primera sesión. Si vas poco a poco con tu flexibilidad, con el paso de las sesiones verás cómo vas mejorando y consiguiendo elevar tus límites.

Buen trabajo cardiovascular

A pesar de lo que puede parecer práctica esta modalidad de yoga resulta un gran trabajo cardiovascular, y es que tener que soportar el pase durante largos períodos de tiempo, y el cambio de postura en el aire hace que tenga grandes beneficios  para nuestro cuerpo.

Ayuda a mejorar la circulación y la respiración

El cambio continuo de posturas, unido al trabajo físico que conllevan la mayoría de posturas que vamos a estar realizando durante la sesión de yoga hacen que nuestro sistema circulatorio se active. Esto es algo realmente importante para nuestro cuerpo y que hará que tengamos una mejor circulación en nuestro día a día.

Además la dificultad de la mayoría de las posturas que llevaremos a cabo, a las que hay que sumarle la dificultad de que estaremos suspendidos en el aire, hace que necesitemos acompasar nuestra respiración con la ejecución de los asanas. Esto hará que podamos hacer todas las posturas de la forma correcta y que además con la práctica nuestro respiración mejore.

Es un gran aliado contra el estrés

No son pocas las personas que practican yoga para desconectar de su ajetreado día a día y con ello mantener alejado el estrés que a casi a todos acucia. Tanto el yoga como el aeroyoga nos permite encontrar una paz interior, mejorar nuestra espiritualidad y además mejorar nuestro bienestar mental, algo que nos permite mantener a raya nuestro estrés.

Es importante que cualquier sesión de yoga que hagamos, la llevemos a cabo con calma, tranquilamente y sin prisa, ya que de lo contrario solo hará que generarnos más estrés. Aprovecha el momento, desconecta, disfruta y deja tu estrés de lado.

Permite mejorar y corregir nuestra postura corporal

Desde el primer momento el yoga clásico nos ayuda a mejorar y corregir nuestra postura corporal, ya que con las diferentes posturas que se llevan a cabo se consigue una gran flexibilidad que sin duda alguna ayuda a mejorar nuestras posturas fuera de la sesión de yoga. Por supuesto el yoga aéreo nos sirve también para todo lo relacionado con nuestra postura corporal ya que por ejemplo, colgados boca abajo nuestra columna vertebral sufre una descompresión, algo que ayuda a relajarse y liberar tensiones acumuladas en el día a día.

Con el yoga en suspensión evitaremos dolores de espalda, de algunas músculos y en general ganaremos en flexibilidad, algo que nos permitirá adoptar mejores posturas corporales.

Ayuda al drenaje del sistema linfático

La linfa, que contiene glóbulos blancos, lípidos y proteínas es la base del sistema linfático formado por ganglios y varios tipos de conductos. Mantener este en buen estado nos permite tener a su vez un buen estado de salud, ya que se encarga de desintoxicar nuestro cuerpo y prevenir el envejecimiento.

Para ello se necesita de un correcto drenaje linfático, algo que se consigue mediante un masaje en aquellas zonas donde se localizan los ganglios, por ejemplo en las axilas y en la zona del cuello. El yoga aéreo facilita este masaje de una forma sencilla y casi sin darnos cuenta a la hora de realizar los diferentes asanas suspendidos sobre el columpio.

Problemas y contraindicaciones del aeroyoga

El aeroyoga tiene una enorme cantidad de beneficios como ya hemos repasado, pero también tiene ligados algunos riesgos y sobre todo varias contraindicaciones que deberías de repasar con atención antes de lanzarte a practicar, esta cada vez más popular modalidad del yoga.

Antes de iniciarte en el yoga aéreo, revisa si padeces algunas de las siguientes cosas que te vamos a mostrar. En tal caso deberías de consultar con tu médico de cabecera si el yoga aéreo está recomendado para ti;

  • Padeces artrosis o artritis
  • Casos de osteoporosis
  • Si tienes una hernia discal o una hernia de hiato
  • Si hace poco tiempo te has sometido a una operación de cirugía
  • Padeces problemas de vértigo
  • Si tienes cefaleas de forma frecuente
  • Has sufrido un derrame cerebral
  • Si te desmayas de forma habitual
  • Tienes problemas diagnosticados de hipertensión o hipotensión
  • Si has sufrido un desprendimiento de retina o de glaucoma
  • Padeces algún tipo de enfermedad cerebral o del sistema nervioso

En cuantos a los problemas que te puede ocasionar el yoga en suspensión no son demasiados al margen de algún que otro mareo, sobre todo si no se práctica de forma correcta, o alguna caída. Por estos dos motivos es importante que revises las contraindicaciones que te hemos mostrado, ya que si eres propenso a los mareos o tienes vértigo, tal vez debes de pensar en practicar otra modalidad de yoga y no está colgado del techo.

Cómo es una clase de yoga aéreo

Antes de plantearte comenzar una clase de aeroyoga, deberías de comenzar con el yoga tradicional, para aprender algunas posturas y saber cuáles son tus puntos de mejora. Para introducirnos en el yoga aéreo lo mejor es que empieces por algo básico ya que se requiere de una cierta técnica a la hora de realizar los diferentes asanas.

Nuestra recomendación es que busques clases para principiantes en Internet y además lea información sobre las posturas y cómo realizarlas. Lanzarte a la aventura sin tener unos mínimos conocimientos del yoga tradicional, y sin saber demasiado sobre el yoga aéreo puede acabar con una lesión, algo que por supuesto nunca queremos.

Los primeros pasos que deberías de llevar a cabo es realizar asanas poco a poco y con paciencia. Vete perdiéndole poco a poco el miedo a quedarte suspendido en el aire, y una vez que comiences a dominar el columpio y tu cuerpo, vete adentrándote en posturas más complicadas y que requieran de una mayor preparación.

Con cada nueva postura y pasos adelante que des irás notando como realizaras un trabajo más intenso de la musculatura de tu cuerpo, como ganas en flexibilidad y como te relajas, a todos los niveles, de una mejor forma.

Otra recomendación que podemos hacerte es que acudas a un centro especializado si quieres iniciarte en esta modalidad de yoga. Es cierto que si tienes algunas conocimientos básicos puedes hacerlo por ti mismo en casa, pero en el caso de que no tengas demasiados conocimientos, ni tampoco ganas de buscarlos, lo mejor es que disfrutes de una iniciación del yoga en suspensión acompañado de un monitor. El sabrá guiarte por el proceso de aprendizaje y a buen seguro te recomienda posturas para iniciarte y para después ir avanzando según vayas ganando confianza y experiencia.

¿Preparado para disfrutar del aéreo yoga y beneficiarte de las muchas ventajas que nos ofrece para nuestro cuerpo y nuestra mente?, cuéntanos tu experiencia en el espacio reservado para los comentarios de esta entrada o bien a través de alguna de las redes sociales en las que estamos presentes.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies