Saltar al contenido

Cómo cambiar la cuerda de una persiana

diciembre 7, 2020
Cómo cambiar la cuerda de una persiana

Las persianas nos guste o no se desgastan con el paso del tiempo, más por la parte exterior que por la interior, aunque en el caso de la cuerda de la persiana, esta tiene a desgastarse y estropearse con cierta facilidad. Uno de los problemas más habituales es que la cuerda se rompa o se atasque con el problema que ello supone.

La reparación que puede parecer sencilla, se puede complicar bastante si no eres demasiado manitas. Eso sí, no te preocupes que nosotros estamos dispuestos a ayudarte, explicándote lo primero cómo cambiar la cuerda de una persiana, y lo segundo dándote mucho ánimo para la labor que te espera.

Cómo cambiar la cuerda de una persiana

A continuación te mostramos los materiales y herramientas que vas a necesitar para cambiar la cuerda de una persiana, así como los pasos que vas a tener que seguir;

Materiales y herramientas necesarias:

Antes de iniciar la tarea de reparación de la persiana, es importante disponer de todos los materiales necesarios, ya que no resulta agradable quedarse a medias por no disponer por ejemplo de alguna de las herramientas necesarias.

Por fortuna, se trata de instrumentos comunes que suelen estar en casa, o en su defectos, son sencillos de encontrar, ¡a tomar nota!;

Nota: es importante que mejor sobre a que falte, por lo que elija siempre cuerdas con dimensiones entre los 4 a 6 metros dependiendo del modelo de persiana que pretenda reparar.

Pasos para reemplazar la cuerda de una persiana

Cambiar cuerda persiana

No hace falta ser un artista del bricolaje para sustituir una cuerda de persiana rota o deshilachada, basta con seguir el sencillo paso a paso que os ofrecemos a continuación;

  • Paso 1: subir al máximo la persiana

El procedimiento se inicia subiendo lo más que se pueda la persiana, de poder hacerlo, lo conveniente es utilizar unos topes para sujetarla, de esta forma el trabajo se hará menos engorroso.

  • Paso 2: Abrir el cajetín

Con ayuda del destornillador, tendrá que abrirse cuidadosamente la caja de la persiana, la idea es verificar si se encuentra enrollada en el recogedor, de ser así, el extremo de la cuerda se encontrará atado con un nudo.

  • Paso 3: reemplazar la cuerda

De forma paciente y sin prisas, deberá desatarse la cuerda dañada para su posterior extracción; acto seguido colocar la nueva, respetando la longitud de la que se acaba de sacar, de hecho, conviene que sea un tanto más larga.

  • Paso 3: reinstalar el cajón

Luego de pasar la cuerda por la ranura de la tapa, lo siguiente a ejecutar es volver a instalar el cajón. Para evitar que la cuerda se escape, habrá que realizar un nudo firme.

  • Paso 4: verificar el funcionamiento

Llega el momento de verificar que los pasos antes descritos, se hayan Baja la persiana: para ello lo único que tienes que hacer es quitar los topes.

  • Paso 5: extraer el recogedor

En este punto, tendrá que soltarse el recogedor inferior para sacarlo por completo, así como la cuerda o correa  dañada, tomando bien el dispositivo de enrollamiento de forma tal que se mantenga tensado el resorte que guarda en su interior.

  • Paso 6: agujerar la cuerda nueva

Ayudándose de las tijeras solicitadas en los materiales, deberá realizase un pequeño agujero en la cuerda nueva e introducirla en el gancho. La idea es que el resorte la recoja de forma tal que quede bien encajada.

  • Paso 7: colocar nuevamente el cajón

Restando pocos pasos para lograr un reemplazo perfecto de la cuerda, toca colocar de vuelta la tapa o dispositivo, empleando el destornillador para colocamos sus tirafondos.

  • Paso 8: disfrutar de un trabajo bien hecho

El paso final es evidente, ¡verificar que el trabajo quedo bien hecho! Comprobarlo es sencillo, solo tendrá que subirse y bajarse la persiana como se hace de forma habitual y listo.

Queda claro lo sencillo del proceso de arreglar la cuerda de una persiana, por lo que no hará falta comprar otra. Asimismo, cabe acotar lo recomendable de reemplazar las cintas cada cierto tiempo, en lugar de aguardar a que presenten averías, esto garantizara su correcto funcionamiento y alargara su vida útil.

¿Qué hacer si reemplazando la cuerda sigue fallando el mecanismo?

En algunos casos, el problema no se encuentra en la cuerda en sí, por lo que asumiendo que se observa una cinta funcional, es probable que el inconveniente lo estén presentando los tirantes u otras partes de la persiana en si.

Para solucionar otro tipos de problemas puedes aventurarte a tratar de cambiar tu mismo la persiana completa, aunque no te lo recomendamos para nada. En estos casos es mejor que contactes con un especialista, ya que no debes de olvidar que la persiana puede desprenderse cayendo a la calle o incluso hacerte daño a ti mismo. No serías el primer que se lanza a cambiar una persiana y acaba lesionado, lesionando a alguien que pasaba por la calle o en un hospital por una caída desde la ventana sin persiana.

¿Has conseguido cambiar la cuerda de la persiana gracias al pequeño tutorial que te hemos preparado?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies