Saltar al contenido

Cómo limpiar los filtros de la campana extractora de una forma sencilla y eficaz

agosto 3, 2020

Cómo limpiar los filtros de la campana extractora

La campana extractora, o también llamada extractor de cocina se ha convertido en un imprescindible de la mayoría de cocinas. Y es que este sencillo electrodoméstico evita que los olores que desprende la comida, se esparzan por toda la casa. Estamos convencidos que a nadie le gusta que toda su casa huela a ajo, cebolla o cualquier plato ya cocinado como lentejas o paella.

Las ventajas que nos ofrecen una campana extractora son muchas, y muy apreciadas por casi cualquier cocinero. Por desgracia la campana de cocina no se limpia sola, y cada cierto tiempo es imprescindible limpiarla, junto con los filtros, que son la parte más importante de cualquier extractor de cocina. Eso sí, limpiarlos no es una tarea demasiado complicado, en la cual hoy te vamos a echar una mano con una serie de interesantes y sencillos consejos.

Cómo limpiar los filtros de la campana extractora no metálica

Antes de lanzarnos a la aventura de limpiar los filtros de nuestra campaña extractora, debemos de revisar de qué material está hecha nuestra campana de cocina. Y es que si está no es metálica, la cosa se vuelve más sencilla, que si fuera metálica.

Si has comprobado que tu campana extractora no es metálica, sigue estos pasos para limpiar sus filtros;

  1. Saca los filtros de la campana extractora en primer lugar. Para ello, y si no sabes hacerlo o no lo has echo nunca, puedes leer el manual de instrucciones
  2. Ahora aplica un quitagrasas o producto similar a los filtros de la campana, y déjalo actuar durante unos minutos. Dependiendo del producto que utilices deberás dejarlo más o menos tiempo para que actué de forma adecuada
  3. Si el quitagrasas ha hecho su trabajo de forma correcta bastará con limpiar el filtro con un paño húmedo para dejarlo reluciente. Si no has utilizado ningún producto para reblandecer la grasa, tal vez te toque frotar un poco para eliminarla por completo
  4. Aclara los filtros con agua, sécalos bien para que no caiga agua mientras cocinamos, y vuelve a colocarlos en su sitio

Limpiar filtros de la campana extractora

Es recomendable que repitas este proceso cada poco tiempo para evitar que la grasa y la suciedad se acumulen en los filtros de la campana extractor. Si dejas pasar demasiado tiempo, cada vez te será más complicado eliminar la suciedad acumulada y por tanto el trabajo será mucho mayor.

Cómo lavar los filtros de la campana usando el lavavajillas

La mayoría de filtros de cualquier campana extractora se pueden limpiar siguiendo el proceso que hemos descrito anteriormente. Lo único en lo que debes de fijarte es si tu campana de cocina es de aluminio, ya que en determinadas ocasiones no se le pueden echar productos quitagrasas ya que estropean su aspecto exterior. En estos casos, por suerte, es posible recurrir a otros métodos de limpieza como es meter los filtros en el lavavajillas.

Bastará con que le pongas un programa no demasiado largo, y que te asegures, que antes de volver a colocar los filtros y otras piezas en su sitio, las seques lo mejor que puedas. Esto evitará que se deterioren o estropeen.

Otro bueno consejo que podemos darte es que revises el libro de instrucciones de tu campana extractora, ya que la mayoría de ellas llevan indicado si es posible lavar sus filtros y otras partes en el lavavajillas.

Limpieza de los filtros de una campana de aluminio

Limpiar campana extractora

Si tu campana extractora es de aluminio o no tienes lavavajillas, y aunque lo tuvieras sería incapaz de eliminar tanta suciedad ni con varios lavados, no te preocupes, ya que todavía es posible limpiarla y dejarla como el primer día. Para ello sigue estos pasos;

  1. Busca una olla grande en la que puedas meter y sumergir las rejillas de tu campana extractora
  2. Llénala de agua, teniendo en cuenta que no se desborde cuando empieces a meter piezas, y añade un poco de limón. Pon todo a hervir
  3. Cuando comience a hervir, añade media taza de bicarbonato sódico y un poco de jabón de platos.
  4. Sumerge las rejillas y filtros
  5. Deja hervir todo durante al menos cinco minutos. Ten cuidado no te excedas o acabarás por dañar las piezas
  6. Apaga el fuego, y espera hasta que el agua este tibia
  7. Saca las piezas de la pota y termina de limpiarlas, si todavía queda suciedad, usando un cepillo y un poco de detergente en polvo
  8. Vuelve a hervir agua en la pota y sumerge las rejillas, está vez con un poco de vinagre
  9. Espera una hora y saca entonces las piezas para aclararlas bien con agua tibia
  10. Ahora sécalas lo mejor que puedas para evitar que goteen mientras cocinas y devuélvelas a su lugar habitual

Sabemos que es un proceso engorroso y que os llevará bastante tiempo, pero si lo realizas cada cierto tiempo, tu campana extractora lucirá para siempre como el primer día. Además recuerda que si en las campanas de cocina se acumula la grasa, esta puede acabar goteando encima de lo que estás cocinando, con lo desagradable que puede llegar a resultar.

6 trucos para limpiar los extractores de la cocina

Limpiar la campana de cocina

Por último, e independientemente del material en el que esté fabricado tu extractor de cocina, te vamos a ofrecer una serie de interesantes consejos, que estamos convencidos te van a resultar de lo más útil;

  • Utiliza una buena esponja o estropajo. Independientemente del material en el que esté fabricada tu campana extractora, nuestra recomendación es que utilices una esponja o estropajo nuevo, que no sea muy áspera, para evitar rayar la campana de cocina. En cuanto a los productos que debes de utilizar, bastará con que uses un poco de jabón y agua.
  • Aplica vinagre blanco y agua tibia a partes iguales. Si hay mucha suciedad o está muy incrustada recurre a esta mezcla para acabar con ella sin demasiado dificultad.
  • Limpia los filtros de la campana cada dos meses. Este es el tiempo ideal para dejar reluciente tu extractor de cocina. Si lo limpias cada menos tiempo puedes acabar por estropearlo, y si lo haces cada más tiempo, la suciedad puede acabar por acumularse.
  • Mucho cuidado con las campanas de acero inoxidable. Su brillo en la cocina es prácticamente inigualable, pero acumulan toda la suciedad y se deja ver en ellas con gran facilidad. Utiliza productos específicos para limpiaras. En el caso de que la suciedad no sea excesiva puedes pasar un trapo suave con unas gotas de aceite de oliva para dejar la superficie limpiar y reluciente.
  • Usa zumo de limón y agua hirviendo para limpiar los filtros de la campana de cocina. El olor no es demasiado agradable, pero el resultado es más que bueno.

¿Preparado para dejar tu campana extractora limpiar y reluciente sin demasiado esfuerzo?, cuéntanos tus trucos para limpiar tu campana en el espacio reservado para los comentarios de esta entrada o bien a través de alguna de las muchas redes sociales en la que estamos presentes.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies